ANATOMÍA DE UN VIRUS (APLICACIÓN LEGAL DESPLAZADA #2)
2011
 
la web en los buscadores

www.dineropublicoparacultura.com

 

 
 

Anatomía de un virus (Aplicación Legal Desplazada #2)
España,2011
He creado un sitio web (www.dineropublicoparacultura.com) que contiene palabras claves relacionadas a la búsqueda de financiación pública para proyectos culturales. Hemos aplicado diferentes estrategias cibernéticas para posicionar la web en los mejores buscadores y he llenado el sitio de anuncios sobre empresas que pagan por número de visitas. La mayoría de los anuncios están relacionados con la prostitución y los casinos on-line. El resultado final es un sitio web que cada mes me genera ingresos, los cuales utilizo para producir proyectos.
Hace unos meses el gobierno catalán, siguiendo los principios neoliberales, anunció la aplicación de la futura Ley Omnibus, que declara a los artistas como empresas culturales y proclama que solo se financiará con dinero público las producciones artísticas que generen beneficios económicos. Este fenómeno no solo se da en España, Holanda e Inglaterra ya han anunciado las mismas medidas de recortes presupuestarios que se empezarán a implementar en el 2012. De esta manera los gobiernos están asociando la creación al entretenimiento y eliminando los posibles proyectos de investigación crítica.

Anatomy of a virus (Displaced Legal Application #2)
Spain, 2011
I create the website www.dineropublicoparacultura.com (“public funds for culture”) that contains key words related to public fundraising for cultural projects. Different cybernetic strategies are used to list the website among the first entries of the searcher. I fill it with advertisements of enterprises the payment of which is related to the number of visits the website receives. Most of these advertisements are related to prostitution and to on-line casinos. The final result is a website that is empty of contents, which generates monthly revenues to fund my projects.
The Catalan Government applies the Omnibus Law which considers artists as cultural enterprises and states that only artistic creations that generate economic revenues will be funded. Consequently, governments are treating artistic creations as entertainment, and they are making critical research projects impossible to develop.